imagen
  imagenimagenimagenimagenimagenimagenimagenimagenimagen  
 
  s
 
 

 

 

 

Historia de la apiterapia

Podemos decir que la historia de la Apiterapia comenzó el primer día que un ser humano hizo contacto con una colonia de abejas. Con seguridad este primer contacto fue “doloroso debido a las picaduras de las abejas”
Además del dolor, nuestro primer paciente seguramente se habrá dado cuenta de que él o ella podía correr mejor, podía respirar mejor y que la temperatura de su cuerpo había aumentado de tal manera que podemos decir, con un poco de humor, que el primer humano picado por una abeja fue el primer paciente de Apiterapia.
Más tarde los seres humanos descubrieron los otros productos de la colmena, especialmente la dulce miel, el amargo “pan de las abejas” y el dulce y astringente sabor de las larvas de abejas.
Podemos decir que sólo cuando el hombre comenzó a consumir todos los productos nombrados más las comunes picaduras de abejas, la Apiterapia comenzó su historia.

¿Cuándo fue exactamente eso? Es difícil de saber...De cualquier manera fue mucho antes de lo que nos podamos imaginar.
La palabra Historia tiene que ver con el elemento “tiempo”. Así pues propongo empezar por darles los hechos en forma ordenada desde el punto de vista cronológico . Entonces empecemos nuestro viaje desde muy atrás en los oscuros tiempos.

50 millones de años atrás las abejas ya estaban en nuestra Tierra.
Los fósiles atestiguan la existencia de insectos en el planeta en el Período Carbonífero de la era Paleozoica mucho antes de la aparición del hombre. Las abejas, relativamente casi sin cambios, han existido por más de 50 millones de años. Por lo tanto no es una sorpresa que su primer contacto con el hombre haya sido prehistórico”
(Richard Jones, Bee World, 1997)

Hace por lo menos 100.000 años las hemos visto en una linda piel.

12.000 años atrás apareció el primer pintor de abejas.
"Las pinturas rupestres de Europa datan de 10.000 años A.C. y representan al hombre cosechando miel, la cual parece haber sido reconocida desde un principio como un producto precioso y cura para sus enfermedades" (Richard Jones, Bee World, 1997).

6.000 años atrás los hindúes usaban la miel como alimento y el propóleos como un remedio para las heridas. (Potschinkova,1996)

5.000 años atrás aparece el primer “libro“ de Apiterapia...
"El registro escrito más antiguo es una tablilla Sumeria fechada alrededor del año 3.000 A.C. el cual daba una prescripción del uso de la miel para tratar infecciones de la piel o úlceras." (Jones, 1997)
4.000 años atrás la Medicina tradicional egipcia usaba ampliamente los productos de las abejas, especialmente la miel, la cera y el propóleos (“cera negra”).
“Papiros escritos en aquel tiempo fueron adquiridos a mediados del siglo 19 por el Dr. Edwin  Smith , un erudito americano. Más de 70 años después James Breasted logró traducir el documento. Conocido como el Papiro de Smith, este documento ofrece una notable imagen de la medicina y la cirugía de 4.000 años atrás, incluyendo estudios de 48 casos. Uno de estos describe una herida abierta de la ceja que llegaba hasta el hueso. El tratamiento era el siguiente:
“Una vez que esté cosido (suturado) el primer día debe aplicar encima carne fresca. Si usted encuentra que la costura de la herida está suelta, júntela con dos suturas y debiera tratarla con grasa y miel todos los días hasta que se recupere.”
El mismo papiro proporciona muchas otras recetas. Por ejemplo, heridas y úlceras eran tratadas con linos empapados en incienso y miel, mientras que miel mezclada con granos de anís, incienso y sicómoro (plátano falso) podía ser usada como gárgara para tratar las úlceras y heridas de la boca. Una mezcla inverosímil es la de malaquita (carbonato de cobre) y miel para evitar problemas en los ojos. Recetas similares se daban hace miles de años en la Antigua Grecia y 1.500 años después en la Inglaterra Medieval “ (Jones, 1997).

Worth Estes en su excelente libro “Las destrezas médicas  del Antiguo Egipto”  publicado en 1993, escribe en la página 99:

“ algunas de las materias primas especificadas en el Papiro Médico se usaban como vehículos en los cuales los “ingredientes activos“ podían ser disueltos o suspendidos o les permitían ser comprimidos en sólidas tabletas o píldoras . El rango de vehículos usados en las medicinas egipcias debe haber disuelto materiales que son solubles en agua o alcohol o en ambos. La miel después del agua era el ingrediente medicinal más común y se debe haber pensado que era terapéuticamente activa en muchas recetas como lo era en los ungüentos para las heridas descritos en el Papiro de Smith”.

1.550 años  A.C. el propóleo, “la cera negra “ era mencionada en un papiro egipcio (Asis 1989).
Se dice que el propóleos fue usado junto con otros ingredientes activos en la secreta metodología de la momificación de los faraones.

Más o menos en el año 400 A.C, Hipócrates, el Padre de la Medicina, usaba veneno de abejas y lo llamaba “Arcanum”, un remedio muy misterioso.

200 años A.C. en China se escribió en seda la obra titulada “Las  cincuenta y dos recetas”. Dos de estas recetas tenían relación con los usos medicinales de la cría de abeja y la miel .

2.000 años atrás fue escrito en el “Libro de Hierbas” del autor Chino Shen Nong, que la miel, la cera y la cría de abejas estaban clasificadas como “las medicinas de más alta calidad y no venenosas” que pueden ser tomadas en forma crónica para el tratamiento de enfermedades y el cuidado de la salud” (Chen Yao Chun, 1993).

25-36 D.C., durante la dinastía Este Han se escribieron sobre 92 palillos de bambú “Las recetas para las enfermedades generales “. Aquí se mencionan las tabletas de miel hechas con “miel blanca” (Chen Yao Chun, 1993 )

130-200 D.C., Galeno, el Padre de la Fisiología Experimental mencionó entre sus numerosos tratados de medicina el uso del veneno de abejas . Galeno usaba abejas muertas, las maceraba en miel, y decía “Si usted las coloca en una cabeza calva, o sobre cabello delgado verá crecer el cabello.”

150-219 D.C., durante la Dinastía Han, el Dr. Zhan Zhongjing menciona el uso de supositorios de miel para tratar el estreñimiento, miel con raíz de regaliz para tratar las lombrices intestinales y cera de abejas en el tratamiento de la disentería. (Chen Yao Chun, 1993)

452-536 D.C., el Dr. Tao Hongjing señaló que la aplicación de cría de abejas empapada en vino sobre la cara podía mantener la piel “ delicada y brillante” (Chen Yao Chun, 1993)

742-814 D.C., Carlomagno, el gran conquistador fue milagrosamente curado de su gota con picaduras de abejas.

841 D.C. El Dr. Liu Yuxi describe detalladamente en su libro una terapia en base a cera de abejas.

992 D.C.  El Hospital Song de la Dinastía Imperial editó “ Las recetas sabias”. En este libro se describe el uso de los productos de las abejas como remedios anti - envejecimiento. También en el volumen 94, se dice que tomar píldoras de cera y polen de espadaña puede hacer que uno no sienta hambre. (Chen Yao Chun, 1993)

1180-1251. Dr. Li Gao escribió el libro “Hierbas alimenticias”. El Dr. Li afirma que la hidromiel, hecha de miel, arroz refinado glutinoso, agua hervida fría y levadura puede curar la urticaria y la tiña. ( Chen Yao Chun, 1993).

1518 - 1593 . El Dr. Li Shizhen ("Clasificación y determinación de hierbas “) describe cinco efectos de la miel como medicina: antipirético, alimenticio, desintoxicante, humectante y analgésico.

1611-1671 . Fang Yizhi registra la fórmula y el uso de la droga de la picadura en el Volumen Cinco de su libro “Breve Conocimiento de Leyes  Innatas”, así:
“para tratar enfermedades coloque una picadura de avispa y agregue sulfuro y borneol y aplique sobre la superficie de la herida, en seguida enciéndala para la moxibustión del área afectada (Chen Yao Chun , 1993).

Una de las primeras referencias de literatura que contiene sólidas afirmaciones  acerca de las propiedades curativas de la miel se encuentra en el Corán donde se dice que Dios inspiró a las abejas para comer de todos los frutos y producir líquidos de diferentes colores donde se encuentran las curas para el hombre.

1716. Salmón, en el Nuevo Dispensario de Londres, se refiere a los efectos benéficos de las abejas en el sistema humano. “La abeja entera en polvo administrada internamente produce orina y abre todos los bloqueos de los riñones, rompe las piedras, es bueno contra el cáncer, tumores, el Demonio del Rey, Hidropesía, oscurecimiento de la vista, esto es para ser tomado por un buen tiempo mientras se disipa el Humor y se restablece la salud, también sus cenizas, ambas hechas en un ungüento...hacen crecer el cabello rápidamente en las partes con calvicie“(Bodog Becek, 1935).

1737. Samuel Dale , en su “Farmacología”, recomienda las abejas para la calvicie e indica que también son muy buenas como diurético. (Bodog Beck, 1935).

1858. El Dr. C.W. Wolf, un prominente médico homeópata de Berlín, editó su libro “Apis Meliffica o el veneno de la Abeja Melífera considerado como Agente Terapéutico” (Bodog Beck , 1935)

Mas o menos 100 años atrás, el Dr. Philip Terc de Austria defendió el uso deliberado de picaduras de abejas en su trabajo, e informó acerca de una peculiar correlación entre las picaduras de abeja y el reumatismo.

1935. El Dr. Bodog Beck escribió su monumental libro “Terapia con Veneno de Abejas”. Hasta hoy es aún el mejor libro jamás escrito sobre el tema.

Después de 1945 . En la ex-Unión Soviética, Rumania, China, y muchos otros países ha comenzado el estudio científico de todos los productos de la abeja. Apimondia, especialmente después de 1965, ha comenzado a apoyar y a publicar muchas de estas investigaciones. (Stefan Stangaciu)

(El incienso (del latín incensum, participio de incendere, encender) es una mezcla de resinas aromáticas y aceites esenciales que al arder desprende su fragancia. Es generalmente colocado en un receptáculo denominado Incensario al cual se le prende el incienso y se hace ventilar para propagar su aroma. Se usa en las ceremonias litúrgicas de la Iglesia Católica y la Ortodoxa. )

Regresar a artículos

 

 
 
Nosotros en la red
Youtube
Vimeo
Flickr
Google
.
.
.
Versión y Actualización
26.6.08 > 0.1


Creative Commons License
AbejaTerapia.COM by Jose Luis Martin Gonzalez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 2.5 Espaņa License.
Based on a work at www.abejaterapia.com.
Web realizada por , AdriMartin , reservados derechos de edicion y webmaster